viernes, 14 de octubre de 2011

Peregrinación diocesana a Valencia


  El pasado fin de semana del 14, 15 y 16 de Octubre, los jóvenes de la Diócesis de Alcalá, estuvimos en la ciudad de Valencia. Todos los años, en el mes de Octubre, hacemos una pequeña peregrinación diocesana a un santuario mariano, donde ponemos el curso bajo los pies de la Santísima Madre.
  El santuario al que los jóvenes de Alcalá fuimos fue el de la patrona de Valencia: La Virgen de los Desamparados.

La Basílica de la Virgen y la capilla del Santo Cáliz
  Tras salir el viernes por la tarde en autobús, llegamos para dormir en la ciudad de Torrente, a unos pocos km de la capital valenciana, donde pasamos dos noches.
  Al día siguiente, los seminaristas estuvimos disfrutando del día con los jóvenes de las parroquias donde estamos de pastoral, intentando pasar tiempo con ellos, conociéndolos y que ellos conociesen al seminarista que durante este curso les va a acompañar.
  Tras celebrar la Eucaristía en la Basílica de la Virgen, tuvimos tiempo libre hasta que, por la tarde, pudimos visitar la Catedral de la Asunción, donde se custodia el Santo Cáliz, antes de volver de nuevo a Torrente, donde rezamos vísperas y tuvimos una vigilia de oración, no sin antes cenar, ocasión que los seminaristas tuvimos de compartir nuestro día entre nosotros, contándonos la experiencia de cada uno.
  Al día siguiente, tras el rezo de laudes y el desayuno, salimos para Valencia, donde celebramos la Eucaristía dominical con los fieles valencianos. Posteriormente, salimos hacia la playa de la Malvarrosa, donde disfrutamos de sol y playa el resto de mañana antes de volver a nuestras casas.

La Basílica de la Virgen de los Desamparados

  Los seminaristas, una vez más, disfrutamos de un tiempo para compartir entre nosotros, esta vez durante la comida.
  Por la tarde, todos los jóvenes regresamos en los autobuses, dándole gracias a la Virgen, bajo la advocación de los Desamparados, por este fin de semana y pidiéndola que sea nuestra guía y compañera durante este curso que ahora empezamos.