jueves, 17 de noviembre de 2011

Civitas Dei: "Benedicto XVI: sabio timonel de la barca de Pedro. Un perfil"



  La cita del jueves 17 de noviembre en el salón de actos del Palacio Arzobispal reunió a un amplio número de oyentes para poder escuchar la conferencia del aula cultural “CIVITAS DEI”.  Para esta ocasión, pudimos contar con el periodista experto en información religiosa del Vaticano, Sandro Magister. 
  El título  de dicha conferencia era: “Benedicto XVI: Sabio timonel de la barca de Pedro. Un perfil”. 

D. Juan Miguel Prim, D. Juan Carlos Ramos, Sandro Magister y la traductora.


   Nuestro invitado destacó algunos rasgos del perfil pastoral del Santo Padre, a raíz de sus encíclicas, cartas apostólicas, libros, catequesis, discursos, homilías, etc. 

  Todo comenzó con un espectacular video sobre la Vigilia de Cuatro Vientos durante la JMJ de este año en Madrid.
Sandro Magister quiso hacer especial hincapié en la encíclica Spe salvi, el libro de Jesús de Nazaret escrito por él mismo, la figura de San Buenaventura y una catequesis suya de marzo del año pasado, y los discursos de Ratisbona y París de los años 2006 y 2008 respectivamente. 
  Después de la exposición del periodista, que tuvo la amabilidad de hacerla en castellano, llegó el turno de preguntas y que amablemente nos contestó, esta vez en italiano y traducido por una especialista al español.
Las preguntas con las que más énfasis contestó fueron sobre la nueva evangelización, la defensa de la razón y el discurso de Ratisbona en París. 
  Un encuentro muy interesante y que tras la Jornada Mundial de la Juventud nos ha hecho profundizar más y mejor en la figura del papa Benedicto XVI.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Visita a Ávila


Entrando en la ciudad
  El pasado día 9 de noviembre el Seminario fue a visitar la ciudad de Ávila. Un canónigo de la Catedral nos hizo una visita por toda ella, explicándonos amablemente todas las maravillas que encierra aquel magnífica templo.
  La visita tuvo su culmen cuando nos acercamos al Convento de la Encarnación donde Santa Teresa entró el año 1533 y en el profesó el año 1534; allí pasaría unos treinta años.  Celebramos la Eucaristía en la capilla de la Transverberación. La Transverberación es un fenómeno místico que la Santa vivió en su celda cuando estaba en oración y que ella explica como si un ángel le atravesara el alma con unos dardos y ardiera en el amor de Dios. Lo explica detalladamente en el libro de su vida: Veíale en las manos un dardo de oro largo, y al fin del hierro me parecía tener un poco de fuego. Este me parecía meter por el corazón algunas veces, y que me llegaba a las entrañas. Al sacarle, me parecía las llevaba consigo, y me dejaba toda abrasada en amor grande de Dios. El dolor era tan fuerte que me hacia lanzar gemidos, mas esta pena excesiva estaba tan sobrepasada por la dulzura que no deseaba que terminara. El alma no se contenta ahora con nada menos que con Dios.
Visita a la Catedral con el canónigo
  Tuvo mucho que ver en la fundación del Convento carmelita de la calle Imagen en Alcalá de Henares. No fue fundado directamente por ella pero ella tuvo constancia de que seguiría el espíritu reformador que ella misma estaba implantando en el resto de sus fundaciones. Precisamente, la Santa estuvo en este convento en tres ocasiones. Una de ellas el año 1567 gobernando como priora.
  Fue una ocasión idónea para pedirle su intercesión por nuestro seminario y la Iglesia en Alcalá. Así, que por intercesión de esta gran Santa del siglo de Oro español el Señor nos dé espíritu de conversión constante y así colme de bendiciones a nuestro obispo, a todos los sacerdotes, religiosos y religiosas y fieles de nuestra ciudad.

sábado, 5 de noviembre de 2011

Retiro mensual de Diciembre


 D. José Luis Lorente, coadjutor de la parroquia de San Juan Bautista de Arganda del Rey, fue el encargado el pasado sábado 12 de Noviembre de predicarnos un retiro.


  Hubo dos meditaciones, una por la mañana y otra por la tarde. El tema principal de la primera fue la conversión y la continua llamada que nos hace Cristo y la Iglesia a ella. Meditamos unos textos del Evangelio, en los que Jesús reprocha duramente a escribas y fariseos, y nos alerta de no ser como ellos, de que nuestro corazón sea de Dios y no de las apariencias, de lo superficial. Además, la parábola del sembrador nos ayuda a preguntarnos qué clase de “tierra” somos, de entre tantas en las que el sembrador, Dios, planta la semilla de su Palabra. Las negaciones de Pedro también nos hacen reflexionar sobre la importancia de jerarquizar todo en torno al amor, al Amor, a Cristo, sin importarnos ganar nuestra vida. Conjuntamente con estos pasajes evangélicos, D. José Luis nos facilitó otros de Karl Rahner y de Joseph Ratzinger, todavía cardenal, sobre la nueva evangelización. En él el futuro Papa nos recuerda que “la vida sin conversión es autojustificación (yo no soy peor que los demás)”.

  En la segunda meditación, con el Santísimo expuesto, nos habló de la elección del Señor, y cómo Él nos hace sus testigos y nos envía a estar con Él. Reflexionando sobre textos de la Escritura y de Benedicto XVI, vimos cómo la llamada de Dios comporta una renuncia pero también un don que sobrepasa enormemente nuestras carencias. Y esto es así porque su yugo es llevadero y su carga ligera (cfr. Mt 11, 30), pues es Cristo quien lo lleva. En efecto, ”la persona llamada” lo abandona todo gustosamente y acude a la escuela del Divino Maestro”. Además, siempre la iniciativa es de Dios, secundada por la libertad del individuo que le dice “sí”, “fiat”, pues “soy yo quien os he elegido, y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y vuestro fruto dure” (Jn 15, 16). Y esto no es exclusivo del llamamiento al sacerdocio, sino a toda persona, a la que Dios llama a su presencia.  
  Desde el Seminario de Alcalá de Henares le transmitimos a D. José Luis nuestro agradecimiento, tanto por su tiempo y su presencia como por su predicación.