domingo, 30 de diciembre de 2012

Vacaciones de Navidad


  Tras concluir las clases y finalizando los últimos días del tiempo de Adviento, los seminaristas nos marchamos a casa unos días a pasar las Navidades en familia, donde pudimos descansar y celebrar el nacimiento del Hijo de Dios.
  Llegadas estas fechas y como cada año, todos los seminaristas que pudimos, nos juntamos un día para poder tener un encuentro donde poder contarnos y estar de un modo distinto al del día a día.
  En esta ocasión, nos juntamos para cenar en un conocido restaurante de Cuadernillos, donde poco a poco fuimos llegando hasta juntarnos la mayoría.
Una vez cenados, subimos a la bolera donde pudimos estar largo tiempo jugando a los bolos en varias pistas, compitiendo de un modo divertido y compartiendo ratos divertidos que hemos vivido a lo largo del primer trimestre en el seminario.
  Tras finalizar, nos quedamos hablando y contándonos las experiencias y planes en esas fechas. Posteriormente, bajamos al seminario donde muchos tenían sus coches para volver a sus a casas tras haber pasado una velada muy agradable.

domingo, 23 de diciembre de 2012

Preparación del Belén del Seminario

Preparando el paisaje del Belén.
   Como cada año, los seminaristas hemos preparado el Belén en el salón del seminario mayor. Al igual que otras veces, nos dividimos en dos grupos para su montaje: por un lado algunos fueron en busca de musgo y otros se quedaron montando la estructura del Belén. Como la experiencia tiene poso en algunos seminaristas, éstos estuvieron dirigiendo cómo poder confortar la estructura, ya que cada año se varía el modo de realizarlo.
  Una vez montada la base y con musgo en el seminario, entre todos empezamos a realizar diferentes labores: unos estuvieron arreglando y pintando algunas de las casas que estaban más estropeadas, otros estuvieron planchando las cortinas o la tela que sería utilizada de cielo, y el resto estuvo colocando bombillas o manipulando el agua del río.
  Al finalizar cada uno su labor, nos volvimos a juntar todos para empezar a trabajar sobre lo que sería después el pueblo de Belén, el desierto, la gruta de los pastores…
  Finalmente, y después de dedicarle dos tardes, el Belén del seminario mayor concluyó, teniendo la bendición del mismo por manos de nuestro obispo D. Juan Antonio la noche del 20 de diciembre. Junto con la bendición, los seminaristas y sacerdotes invitados estuvimos cantando algunos de los villancicos populares con motivo de las próximas fiestas.
  A continuación, algunas imágenes del Belén del Seminario:



Cueva del Misterio.
Poblado de Belén.
Cueva del Misterio (arriba) y de la Anunciación a los pastores (debajo).


Colocando la estructura del Belén.

jueves, 20 de diciembre de 2012

Civitas Dei: "El recorrido de la fe a través del cine"


  El 20 de diciembre acudimos al Salón de Actos del Palacio Arzobispal, donde mensualmente se celebra el Aula Cultural “Civitas Dei”.
D. Juan Orellana durante la ponencia.
En esta ocasión el invitado fue Juan Orellana, crítico de cine y director del Departamento de Cine de la Conferencia Episcopal Española, entre otros cargos.
El título de su conferencia fue “La mirada de la fe en el cine”, y consistió en una presentación audiovisual, acompañada con comentarios del propio ponente, en la que, mediante escenas de algunas películas (“Natividad”, “Disparando a perros”, “La misión”, “De dioses y hombres”, “El festín de Babette”, etc.), ilustró las afirmaciones del número 13 del Motu Proprio de Benedicto XVI Porta Fidei, con el que el papa convocó el Año de la Fe.
El acto concluyó con un breve diálogo entre el ponente y los asistentes.

sábado, 8 de diciembre de 2012

Solemnidad de la Inmaculada y Ministerios

Los seminaristas que recibirían las órdenes y sus padres, detrás.
El día sábado 8 de Diciembre celebramos con especial devoción y solemnidad la fiesta litúrgica de la Inmaculada Concepción de María, dado que es la patrona de nuestro Seminario. Además de la Eucaristía del sábado, de especial importancia para nosotros, celebramos la víspera de ese mismo día en la iglesia de Santa María La Mayor de Alcalá de Henares una Misa en la que 8 de nuestros compañeros recibieron los ministerios. Coincidiendo con la Vigilia de dicha fiesta, que siempre se celebra en Santa María, se realizaron las instituciones de las órdenes menores y las admisiones a órdenes.
Concretamente, nuestros compañeros Carlos, Eduardo, Joaquín y Fernando fueron admitidos a órdenes, es decir, que la Iglesia los admite oficialmente como candidatos al Sacramento del Orden Sacerdotal. Por otra parte, Diego y Luis Fuentes fueron instituidos lectores, lo que comporta un especial cuidado por su parte en las lecturas de las celebraciones litúrgicas. Por último, Jaime y Samuel recibieron el Acolitado, que les confiere una responsabilidad especial en el servicio del Altar durante la Eucaristía.
Finalmente, después de una concurrida celebración en la que estaban jóvenes y feligreses de toda la diócesis, el Seminario ofreció chocolate con churros para los asistentes a la Eucaristía y muy especialmente para los padres de los seminaristas.
Desde aquí quisiéramos transmitirles nuestra más sincera enhorabuena y pedir oración para que perseveren en la vocación que el Señor ha puesto en cada uno de ellos.
  A continuación, imágenes de la celebración:

Diego Canales y Luis Fuentes siendo bendecidos por el Obispo.
Joaquín Sánchez, Eduardo Pozo, Carlos Langdon y Fernando Caballero en el momento de ser admitidos a órdenes.

Jaime Salido y Samuel Galán, antes de ser bendecidos por D. Juan Antonio.
Foto de todos los recientemente instituidos junto con nuestro obispo Mons. D. Juan Antonio Reig Plá.

sábado, 1 de diciembre de 2012

Retiro mensual de Diciembre


  El retiro mensual de Diciembre fue predicado por D. Fermín Peiró Manzanares, sacerdote diocesano y Vicerrector del Seminario Menor del Sagrado Corazón de Jesús y de los SS. Niños Justo y Pastor, y adscrito a la S. Iglesia Catedral-Magistral. El gran tema de todo el retiro fue, en el marco del actual tiempo de Adviento, la Virgen María, la Madre de Dios, y lo hizo siguiendo la Encíclica de Juan Pablo II “Redemptoris Mater”.
  El primer punto tratado fue, siguiendo la llamada a la conversión que hace el Santo Padre Benedicto XVI en este Año de la fe, realizando una auténtica renovación de la Iglesia, que puede hacerse mirando el camino de tantos testigos de la fe, entre los que destaca en primer lugar María de Nazaret. La primera meditación, por tanto, tuvo como título “Hágase en mí según tu palabra”. La Anunciación es la gran explicación del cristianismo, en la que Dios llama, habla al hombre, y éste ha de responderle como la Virgen María, diciendo “sí, creo”.
  En este sentido, el predicador nos invitaba a hacer memoria de nuestra llamada personal, en la que Dios ha entrado en nuestra presencia y nos ha hecho una promesa, con la certeza de que siempre nos acompaña. Ante esta actuación de Dios en nuestra historia, la actitud propia del hombre es dar gracias, acogiendo con gratitud el don divino.
  Respecto a esa promesa personal de felicidad siguiéndolo en el sacerdocio, es importante tener siempre presente que si bien Dios nos promese la dicha en ese camino, el Maligno siempre intenta introducir la sospecha, haciéndonos pensar que si nos cuesta tanto la vida es porque Dios nos ha abandonado. En estos momentos, nos recordaba D. Fermín, es fundamental “ser astutos como serpientes”, como dice el Evangelio, y no temer nada más que nos corten la cabeza, queriendo expresar la importancia de no dejarse llevar por la duda o los malos momentos, sino tener siempre la certeza de que Dios jamás nos abandona, y si hay algo que está fallando en la relación Dios-yo, no es otro que yo mismo.
  La segunda meditación tuvo por título “Mujer, qué grande es tu fe”, frase en la que se conjuga el modo en que Jesús llama a su madre en la vida pública y la expresión de la búsqueda de Jesús de la fe de aquellos con los que se encuentra. Meditando acerca de la presencia de María en la Cruz, viviendo ella misma su propia “kénosis”, su propio camino de anodadamiento, uniéndose así al camino de su propio Hijo, siendo despojada de sus “privilegios” de la maternidad divina. El predicador por fin acabó recalcando la importancia de la figura de María para un sacerdote, madre suya como la de Cristo, que nos la entregó en la Cruz: “Hijo, he aquí tu madre”.
  Por último, queremos expresar nuestro agradecimiento por sus palabras y su tiempo a D. Fermín Peiró Manzanares.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Jornadas de San Juan de Ávila en la UESD


  El pasado martes 20 de noviembre, en el seminario diocesano de Madrid se llevaron a cabo las jornadas universitarias sobre el nuevo doctor de la Iglesia universal, San Juan de Ávila.
  Las jornadas comenzaron a las diez de la mañana, siendo la primera intervención la de D. José Almedina, actual rector del Santuario de San Juan de Ávila de Montilla, donde se conservan los restos del santo. Fue especial dicha ponencia, no solo porque fue la primera de todo el día en la que se nos habló sobre el contexto y figura de Ávila, si no porque este ponente nos atendió de manera excelente en nuestra visita a Montilla en el pasado mes de febrero, donde tuvimos la oportunidad de tener un breve retiro de manos de D. José.
  Otra intervención que nos llamó de manera muy especial la atención fue la de D. Gaspar, actual director espiritual del seminario de Córdoba, eminencia espiritual en toda la diócesis y ejemplo y testimonio de sacerdote manso y humilde, como nos demostró en su ponencia sobre la espiritualidad del Apóstol de Andalucía.
  Todas las intervenciones fueron muy idóneas y perfectamente escogidas, teniendo a expertos y estudiosos de nuestro patrón del clero secular, como por ejemplo el obispo auxiliar de Getafe, D. Rico Pavés o el profesor de historia de la Iglesia de la facultad, D. Nicolás Álvarez de las Asturias.
  Las jornadas concluyeron con el rezo de Vísperas solemnes en la capilla del seminario de Madrid, presidida por el Arzobispo y gran Canciller de la Universidad, el Excl. D. Antonio María Rouco Varela.
  Agradecemos a la Universidad de San Dámaso por haber preparado con tanto cuidado y dedicación este día en el que hemos conocido más a San Juan de Ávila que sin duda nos ha aumentado y contagiado su celo apostólico. 

sábado, 3 de noviembre de 2012

Retiro mensual de Noviembre

El predicador del retiro D. Arturo

  El sábado día 3 de Noviembre tuvimos el retiro que tiene lugar cada mes, y que esta vez fue predicado por D. Arturo Otero, actual párroco de Nra. Sra. Del Val, en Alcalá de Henares.  El gran tema del retiro fue el amor de Dios. Como siempre, hay 2 meditaciones, una por la mañana, a las 10:00, seguida de un tiempo en silencio hasta la Eucaristía, al final de la mañana; posteriormente, y con el Santísimo expuesto, la última meditación es predicada a las 16:00.
  Esta vez el gran tema del retiro fue el amor de Dios. Basándose en el texto de Is 43, 1-4, que versa sobre el amor personal de Dios a su pueblo, y a cada uno, fue nombrando rasgos característicos de Dios a los hombres: valor del hombre a los ojos de Dios; amor personal y no “masivo” y desdibujado; amor que Dios tiene a cada uno por ser quien es  y no por sus méritos ni por sus virtudes; misericordioso, hasta el extremo y compadecido... También hizo alusión a otros textos, como la exhortación apostólica Pastores dabo vobis, de Juan Pablo II sobre la formación de los sacerdotes, y aquel hermoso pasaje del capítulo 16 de Ezequiel en el que se relata la dramática historia de amor entre Dios con su “amada”, que es el pueblo de Dios, marcada tristemente por la continua infidelidad de ésta.
  La meditación de la tarde, si bien mantuvo el “leitmotiv” del amor de Dios, hizo hincapié marcadamente en el celibato como don de Dios, como amor de Dios. Todos somos amados por Dios, pero a cada uno, como un padre a sus hijos, de una manera propia. En efecto, la Iglesia católica latina elige para el sacerdocio a varones cristianos que sean amados celibatariamente por el Señor, y deseen amarlo de esta manera, teniendo por tanto un corazón indiviso hacia Jesús. El Dios quien ama celibatariamente primero, y está en nosotros corresponder ese amor o no. La Iglesia lo que hace es custodiar ese don que Dios ha puesto en el corazón con la ley del celibato, siendo así la función de la ley custodiar ese carisma. En palabras del Cardenal Ballestero, “Nadie puede amar a Cristo celibatariamente siu Cristo no lo amó celibatariamente antes”.
  Desde el Seminario le transmitimos a D. Arturo Otero, antiguo Director Espiritual de éste y del Seminario de Santiago de Chile, nuestro más sincero agradecimiento.

sábado, 27 de octubre de 2012

Lección inaugural de la Escuela de Evangelización


  El pasado 27 de octubre por la tarde, nuestro obispo D. Juan Antonio realizó la lección inaugural de la Escuela de Evangelización, iniciada bajo su episcopado en la diócesis para este Año de la Fe y valorada en el incipiente Consejo Pastoral Diocesano.
La organización del evento tuvo que trasladar a última hora el lugar de la reunión, dado que se había superado con creces el aforo estimado, y rozaban el centenar quienes habían acudido al llamamiento del obispo.
Tras unos cantos de acogida, D. Juan Antonio invitó a los asistentes a presentarse. Pudimos comprobar que los miembros de la Escuela éramos un grupo heterogéneo, expresando así la diversidad de dones con que el Espíritu riega el fértil jardín de la Iglesia: movimientos, parroquias, sacerdotes, religiosos, seminaristas... Pese a las naturales diferencias entre nosotros, a todos nos unía el mismo espíritu de evangelización misionera, tan pedido como acompañado por la Iglesia.
Nuestro obispo recordó ―como ya explica en su Carta Pastoral con motivo del Año de la Fe ― que el objetivo de la Escuela es poner a la diócesis en estado de misión. Dicha Escuela consistiría en unas Semanas de Formación para un número determinado de sacerdotes, religiosos, seminaristas y fieles laicos, que culminarían en una semana de misión diocesana en Cuaresma por diversas parroquias de nuestro territorio. Estas Semanas podrían constituir un primer paso hacia la indispensable introducción en todas las parroquias de la Diócesis de un “Catecumenado de jóvenes y adultos”, según el modelo de la “Iniciación Cristiana”.
D. Juan Antonio puso énfasis en que la Escuela nace abierta a las propuestas que se vayan realizando a lo largo de las Semanas, y que durante el primer trimestre del curso se irá estudiando cómo preparar las parroquias y convocar las actividades, qué actos se van a desarrollar, etc.
A continuación, D. Juan Miguel Prim, presidente de la comisión organizativa de la Escuela y vicario de Cultura y Nueva Evangelización, explicó que la iniciativa consistiría en cinco sábados de convivencias en el Centro de Espiritualidad de la Fraternidad Misionera Verbum Dei (Loeches), de 10 de la mañana a 8 de la tarde, y las actividades a realizar serían clases de formación teológica (a cargo del profesor de la Universidad San Dámaso D. Ángel Castaño), talleres de evangelización, rezo comunitario de la Liturgia de las Horas y del Rosario, y Adoración Eucarística.
Tras unos cantos de despedida y una oración final, D. Juan Antonio cerró la sesión, animando a todos los asistentes a que aprovecharan estas Semanas y las vivieran intensamente, siendo dóciles a las inspiraciones del Espíritu Santo.

Ordenación Diaconal de Juan José Baena

  El pasado sábado 27 de octubre, a las 11 de la mañana, en la Catedral-Magistral de Alcalá de Henares, nuestro compañero Juan José Baena Villamayor recibió la ordenación diaconal de manos de nuestro obispo, D. Juan Antonio Reig Plá.
Juan José realizando el juramento delante de los SS. Niños
  Como lema diaconal escogió las siguientes palabras del diácono  San Francisco de Asís: “Puesto que soy siervo de todos, a todos estoy obligado a servir y administrar las fragantes palabras de mi Señor”.
  Días antes de la ordenación tuvo lugar el juramento, en el que Juan José se comprometía a guardar el celibato y fidelidad a la Iglesia durante el resto de su vida. La ceremonia tuvo lugar tras la Eucaristía, celebrada en la Cripta que custodia los restos de los Santos Niños Justo y Pastor, verdadero corazón de nuestra ciudad de Alcalá.
  Los preparativos, como siempre, fueron intensos y a contrarreloj, compaginando nuestras actividades pastorales y académicas con la disposición de todo lo necesario para la dignidad de la ceremonia.
D. Juan Antonio imponiendo las manos.
  En la homilía de la Eucaristía de la Ordenación, presidida por  D. Juan Antonio afirmó que “hoy Juan José va a ser del Señor, sólo del Señor. Ha sido donado al Señor. Pero Juan José ha escogido la parte mejor”. Y, por otro lado, apuntó: “Lo que el Señor le reclama para ser verdaderamente diácono es que él sea víctima que se ofrece con Jesucristo para vuestro bien, queridos hermanos”. Recordando al santo de mayor devoción del ordenando, dijo: “Hoy que el mundo camina por un desierto, podemos también, junto a Juan José, volver la mirada a San Francisco de Asís, que supo ser guía de tanta gente que vagaba por el desierto”. Y cerró sus palabras de la siguiente manera: “Bienvenido al diaconado, Juan José. Has sido llamado, has sido elegido. Caminando por las autopistas de la pobreza, la castidad y la obediencia, abrazado a la cruz con consagración total en el celibato, quiere ser para vosotros una antorcha, que guíe la evangelización”.
  Multitud de sacerdotes y fieles laicos de la diócesis acudieron a la Celebración, disfrutando posteriormente del tradicional ágape en el Seminario
El tradicional "manteo" al neodiácono.
  ¡Felicidades, Baena! Que el Señor te conceda fidelidad y luz para guiar y servir al Pueblo de Dios que peregrina en Alcalá.

  A continuación, una galería con fotos de la celebración:


Procesión de entrada a la Catedral.
Juan José Baena tumbado delante del presbiterio durante las letanías de los santos.


Momento de la unción de las manos del ordenando.
D. Manuel Palero impone la dalmática al ya diácono Juan José.



Mons. D. Juan Antonio y Juan José Baena administrando la Comunión.
Foto de grupo con Baena ya ordenado.



Manteo tradicional al neodiácono.

jueves, 18 de octubre de 2012

"Civitas Dei": La alegría de la fe



 El invitado al Aula Cultural “Civitas Dei” esta vez fue D. Javier María Prades, Rector de la Universidad Eclesiástica de San Dámaso, donde los seminaristas realizamos nuestros estudios. La conferencia parte del eco de la situación en la que se encuentra España. El marco donde se encuadra la conferencia es en el de dos preguntas que se le hacen al Papa en la película “campanas de Europa”, a saber, dónde está la fuente de la esperanza en Europa, a lo que contesta que está en el alma humana y la segunda pregunta sobre la verdad, a lo que responde que está en el Evangelio.
D. Juan Miguel Prim y D. Javier María Prades.
  A continuación puso dos ejemplos en dos periódicos distintos sobre el tener y comunicar la alegría. El primero es de Martín Garzo y su reflexión en la que se preguntaba: “¿Qué cosas tenemos que contar a otros?” La respuesta a esta pregunta está clara: algo que nos haya cambiado la vida. La mayor preocupación es que hoy día vivimos en una pobreza espiritual y esta miseria es contagiada a la comunicación. Se llega a la vanidad insufrible por no reconocer el valor de cada uno.
  Posteriormente el ponente  ofreció algunos ejemplos evangélicos de comunicar la alegría del encuentro con Alguien: las llamadas de los primeros apóstoles. El encuentro con Cristo cambia la vida, el encuentro con un acontecimiento, el encuentro con la iniciativa divina que es una experiencia viva. Lo que a uno le hace vivir también le hace vivir a todos aquellos a quienes se lo trasmite. Es fundamental el ser testigos para comunicar la alegría de la fe.
Sala de Eventos del Palacio Arzobispal.
  En la segunda parte se centró en la Carta Apostólica Porta Fidei, en la que resumió brevemente las características que el Papa propone en dos afirmaciones: que un cristiano se define por la fe y que la fe solo se conoce por el cristiano que la profesa. Este año de la fe es tiempo de conversión, de redescubrimos a nosotros mismos. A este respecto puso el ejemplo de la automovilista María de Villota, que se preguntaba “¿Quién me va a querer?” Luego resumió las cinco características que el Santo Padre propone y cómo se transmiten: se fortalece creyendo, a través de lo que creen y con la oración del Credo y la profundización del Catecismo de la Iglesia Católica.

miércoles, 17 de octubre de 2012

Vísperas con Radio María




  El pasado el miércoles  17 de octubre el grupo de Santos Niños Justo y Pastor del voluntariado de Radio María en Alcalá de Henares vino a retrasmitir el rezo del oficio de Vísperas al Seminario de Alcalá.
  Estos voluntarios colaboran desinteresadamente con la trasmisión bien de vísperas, bien del rosario, por distintas parroquias, conventos o comunidades de nuestra diócesis complutense. En este mes, nos propusieron poder retrasmitir por las ondas el rezo de Vísperas desde la capilla del Seminario, donde solemos rezar el Oficio (Laudes y Vísperas) y celebrar la Santo Sacrificio del Altar todos los días.
  Dicho oficio fue dirigido por el rector del seminario D. Javier Ortega y rezado por toda la comunidad del seminario.
  Como en otras ocasiones, los voluntarios acudieron con anterioridad a la capilla del seminario a preparar todo lo necesario para la retrasmisión: la mesa de mezclas, los micrófonos, los cables, la conexión telefónica, etc. Previamente a la retrasmisión, hicimos unas pruebas de sonido con Madrid para comprobar que no había inconvenientes telefónicos, como sucedió desafortunadamente el año pasado con estos voluntarios precisamente en la misma situación.
  Agradecemos a estos voluntarios que dedican su tiempo y esfuerzo por llevar a Cristo y el Evangelio a todas las gentes de una manera muy sencilla y desinteresada. También a Radio María por contar con el seminario diocesano de Alcalá para poder rezar con ellos el rezo de vísperas.

domingo, 14 de octubre de 2012

Peregrinación diocesana de jóvenes al Rocío

Paseando por Córdoba, entre la catedral (izq.) y el Seminario (dch.)

Como todos los años, para iniciar el curso encomendándonos a la Virgen María, nuestra Madre y Señora, realizamos una peregrinación todos los jóvenes de la diócesis a un santuario mariano, que este año fue Nra. Sra. del Rocío, en la provincia de Huelva, coincidiendo con el Año Jubilar Rociero que el Papa Benedicto XVI había declarado recientemente. El Seminario, al igual que en ocasiones anteriores, acompañó a los jóvenes durante todo el viaje, aprovechando también la ocasión para pasar tiempo con los muchachos de la parroquia de pastoral en la que estemos cada uno.
La casa de La Aldea donde nos alojamos.
  Salimos el viernes 12 por la mañana temprano, aprovechando el puente del Pilar, y llegamos al cabo de unas horas a Córdoba, nuestra primera parada antes de llegar a nuestro destino. Allí, en la antigua capital del Califato, ciudad romana, visigoda, musulmana y cristiana, visitamos la Catedral, antigua mezquita, con sus impresionantes muestras artísticas tanto cristianas como musulmanas, y celebramos la Eucaristía en el Seminario Diocesano de San Pelagio, joven mártir del 925 por mantener su castidad y su fe y que sufrió la muerte junto a otros muchos compañeros por orden del califa Abderramán III.
La Divina Pastora en Almonte.
  Después de comer llegamos a La Aldea, que es como se llama el conjunto de casas de Hermandades que se fue formando alrededor del Santuario, y nos alojamos en una de dichas viviendas, gracias a la intercesión de un sacerdote de la diócesis llamado D. Ángel Becerra, ferviente devoto de la Virgen del Rocío.
  Al día siguiente, la primera parada de nuestro viaje fue el pueblo de Almonte, donde estaba entonces la imagen de la Divina Pastora, que cada 7 años es llevada desde el Santuario, en La Aldea, hasta dicho pueblo, siguiendo una antiquísima tradición. Celebramos la Santa Misa en la iglesia del lugar y salimos hacia Palos de la Frontera, emblemático lugar por ser el puerto desde el que zarparon las tres naves que, capitaneadas por Cristóbal Colón y los hermanos Pinzón, atravesaron el Atlántico y descubrieron un Nuevo Mundo, América. Visitamos las réplicas a tamaño real que se encuentran en el museo de Palos, y también nos acercamos al monasterio franciscano de La Rábida, con el que Colón tenía mucha relación. Posteriormente, y tras venerar la imagen de la Virgen que el genovés llevó en su primer viaje, volvimos al Rocío, donde por la noche tuvimos una Vigilia de Oración con el Santísimo. 

El Santuario de Nra. Sra. del Rocío.
  El domingo 14, último día de la peregrinación, comenzamos el retorno a Alcalá pasando por el extremeño pueblo de Trujillo, cuna de los conquistadores Pizarro y Orellana. De hecho, podría decirse que la peregrinación tenía dos nervios centrales: Nra. Sra. La Virgen del Rocío y los lugares relacionados con el descubrimiento, la conquista y la evangelización de América como modelo para la Nueva Evangelización y para adentrarnos en el Año de la Fe convocado por Su Santidad el Papa Benedicto XVI hacía unos días. En su majestuosa iglesia celebramos la Eucaristía y en la plaza mayor, custodiada por una solemne estatua ecuestre del conquistador del Perú, comimos lo que cada uno había llevado; finalmente, emprendimos el viaje de retorno a nuestra ciudad, con la aventura americana de España en la mente y la devoción a la Blanca Paloma en el corazón.
Seminaristas en las réplicas de las naves de Colón

martes, 2 de octubre de 2012

Inauguración del curso


  El pasado 16 de septiembre, con el rezo de Completas, comenzamos un nuevo curso en el Seminario. Este año han sido cuatro los que han ingresado nuevos en la comunidad, incorporándose a su respectivo curso académico.
Diego y Jaime impartiendo la clase de Canto Gregoriano
  Tras el compartir de experiencias del verano y la bienvenida a los nuevos seminaristas que se incorporan este curso, el primer acto conjunto que realizamos fue acompañar a Nuestra Señora la Virgen del Val en la solemne procesión del 17 de septiembre.
   Finalizados los ejercicios espirituales de la primera semana, y antes del comienzo de las clases en la facultad, recibimos en el Seminario unos días de formación, con los siguientes temas y ponentes:
- Clases de canto gregoriano, a cargo de nuestros compañeros seminaristas Jaime y Diego.
- Encuentro sobre Pastoral Vocacional Presbiteral, con los formadores del Seminario Menor (D. David y D. Fermín).
María J. Fernández durante la conferencia de S. Juan de Ávila
- Encuentro con nuestro obispo, Mons. Juan Antonio Reig Plá, sobre su Carta Pastoral con motivo del “Año de la Fe”: El que cree tiene vida eterna.
-  Conferencia sobre S. Juan de Ávila, a cargo de María Jesús Fernández Cordero (Siervas Seglares de Jesucristo Sacerdote), y posterior oración sobre el mismo tema en la capilla.
La mañana del viernes 28 de septiembre realizamos un desplazamiento conjunto a Madrid para visitar a las hermanas de vida contemplativa Oblatas de Cristo Sacerdote (Barrio de Ciudad Lineal). E, inmediatamente después, visitamos el edificio de la Conferencia Episcopal Española (C/ Añastro). Allí charlamos con Mons. Juan Antonio Martínez Camino, quien nos instruyó sobre los doce obispos mártires de la persecución religiosa del siglo XX y sobre la hermosa Capilla de la Sucesión Apostólica, donde culminamos la visita con la celebración de la Eucaristía.Fue ideada y decorada por el P. Marko Ivan Rupnik, y en ella se reúnen los obispos de toda España para celebrar el Santo Sacrificio del Altar cada vez que la Conferencia Episcopal convoca una Asamblea Plenaria. 
Santa Misa en la Capilla de la Sucesión Apostólica
  El nombre elegido, Capilla de la Sucesión Apostólica, tiene su razón de ser en esta condición suya de recibir al episcopado español y acoger la celebración de la Santa Misa durante sus Asambleas.
Momento de la Lectura de la Palabra durante la Eucaristía
  
  Finalmente, un año más, el día 1 de octubre acudimos a la Catedral de la Almudena para la Solemne Misa de Inauguración del Curso 2012-2013 en la Universidad Eclesiástica San Dámaso, y al posterior Acto Académico en el Seminario de Madrid. Las clases comenzaron al día siguiente.

sábado, 22 de septiembre de 2012

Ejercicios espirituales 2012


  El día martes día 18 de septiembre partimos por la mañana hacia Navas del Río Frío, a una casa de ejercicios espirituales perteneciente a las Esclavas de Cristo Rey. Allí nos encontramos con D. Germán Arana, Sacerdote jesuita y Rector del Seminario de la Pontificia Universidad de Comillas, con quien, una vez instalados en nuestras respectivas habitaciones, comenzamos los ejercicios espirituales.
  La dinámica seguida por D. Germán Arana fue la que sigue San Ignacio de Loyola en sus ejercicios de mes, pero adaptada a una menor duración, dado que acabaron el sábado antes de comer. De esta manera, se puso de manifiesto la espiritualidad típicamente jesuita de los ejercicios y que nos introdujeron de lleno en el camino marcado por el fundador de la Compañía.
  El día estaba estructurado en torno a la Eucaristía, como siempre, pero siguiendo un formato de cuatro ejercicios diarios de una hora de duración cada uno, dos de ellos por la mañana y otros dos por la tarde, incluyendo un rato de adoración al Santísimo, con pequeñas meditaciones antes de cada ejercicio. Además, nos daba una instrucción con valiosísimos consejos sobre el discernimiento, que como es evidente, es evidente en la vida de un sacerdote. Por otra parte, se encontraba disponible cuando lo necesitáramos, pues se mostraba muy preocupado por realizar un seguimiento de cada uno, con pequeñas charlas diarias o bastante frecuentes.
Formadores y seminaristas con el P. Germán Arana SJ en la casa de espiritualidad de Navas del Río Frío
  Como ya hemos apuntado, D. Germán Arana fue siguiendo los temas que propone S. Ignacio  de Loyola para cada semana, pero adaptados al tiempo del que disponíamos. Además, y teniendo en cuenta a quién estaba predicando los ejercicios, hizo un fuerte hincapié en los relatos vocacionales de los Evangelios como llamadas a una vida de radical seguimiento de Cristo. Así, recorrimos la primera semana de S. Ignacio, haciendo una profunda reflexión y un fuerte llamamiento a la conversión; la contemplación de la Pasión, dividida en 5 momentos: Huerto, Sanedrín, Pretorio, Cruz y Descendimiento con María. Para este punto, los relatos evangélicos se entrecruzaban con veterotestamentarios, como el del cáliz del terror del capítulo 31 de Jeremías, el de la traición del amigo íntimo del Salmo 55 o los de muerte y súplica al auxilio divino de los salmos 22 y 36. Además, nos invitó a que, cuando contempláramos dicho Misterio, siempre tuviéramos como un leitmotiv que se repitiera a lo largo de todo el pasaje: “por mí, todo aquello lo hizo por mí”.
  Finalmente, los últimos ejercicios fueron de acción de gracias, agradeciéndole al Señor todos los bienes que nos había concedido durante los ejercicios y a lo largo de nuestras vidas.
  Para terminar, simplemente agradecer a Germán Arana, S. J., su tiempo y su disponibilidad para predicarnos estos ejercicios espirituales de inicio de curso, que tanto bien han hecho a los seminaristas del Seminario de Alcalá de Henares. 

lunes, 17 de septiembre de 2012

El verano para un seminarista de Alcalá



  Tras acabar los exámenes de junio y a la vuelta del viaje a Salamanca, los seminaristas de Alcalá empezábamos nuestro periodo de vacaciones, que concluiría el día de nuestra patrona, el tercer domingo de septiembre.
  Todos los seminaristas hemos realizado diferentes actividades durante este verano: algunos de nosotros hemos tenido campamentos con las parroquias donde hemos estado de pastoral durante este curso, campamentos en los que hemos ido ayudando en su preparación desde principios de año, unos como monitores e incluso alguno como coordinador de dicho campamento.
  Otros de nosotros hemos ido a Londres, coincidiendo casualmente con los Juegos Olímpicos, donde hemos estado dos semanas aprendiendo inglés y ayudando a un sacerdote en distintas labores pastorales. Una experiencia muy enriquecedora y recomendable para abrirse a la realidad de la Iglesia en otras partes del mundo y para aprender algo más de Inglés.
  Algunos seminaristas hemos tenido la ocasión de poder hacer un curso de gregoriano en el monasterio benedictino en el Valle de los Caídos, curso que duró dos semanas y en el que nos juntamos con otros seminaristas de España y diferentes laicos o religiosos que participaron en dicho curso.
  El verano también ha sido tiempo en el que algunos de nosotros hemos tenido que trabajar, bien como todos los años o bien en algo puntual.
  También hemos tenido viajes y salidas a diferentes capitales españolas, bien con nuestras familias o bien entre algunos de nosotros, como Ávila o Pamplona. Tampoco pueden faltar unos días en la playa con nuestras familias, en lugares de veraneo como Puerto de Mazarrón, San Sebastián o Santander.
  Ha sido un verano lleno de actividades pero también tiempo de descanso y de estar con la familia. Además, es preciso recordar que en verano no hay que descuidar nuestra relación con el Señor, frecuentando la oración y alimentando todos los días nuestra llamada del Señor a ser sacerdotes santos.

viernes, 22 de junio de 2012

Viaje de fin de curso a Salamanca


Como cada año, al finalizar el curso académico y en concreto el periodo de exámenes de junio, hemos tenido un viaje final de unos pocos días, en esta ocasión a la ciudad de Salamanca.
  Salimos desde el seminario el lunes 18 por la mañana, después de haber celebrado la Santa Misa, para dirigirnos primeramente a “las hoces del río Duratón”. En dicho sitio pudimos realizar piragüismo de una manera muy tranquila y sin incidentes, contemplando mientras remábamos la maravilla del paisaje.
  Finalizada la actividad que nos llevó prácticamente toda la mañana, y después de un merecido bocadillo, partimos para Salamanca, a la residencia universitaria de Carmelitas, donde pudimos alojarnos y donde nos atendieron de forma espléndida.
  Al día siguiente tuvimos la ocasión de visitar los lugares más sugerentes de la ciudad, empezando por el Monasterio de San Esteban, del convento de las Dominicas y de la Universidad de Salamanca. Por la tarde tuvimos una visita guiada por la Catedral Salmantina incluyendo un paseo por las torres, pudiendo hacer muchas fotografías de toda la ciudad.
  Por la noche, terminada la cena y acompañada de un helado, dimos una vuelta por la ciudad, que guarda un especial encanto con sus medievales monumentos y sus emblemáticos edificios renacentistas iluminados.
  El miércoles, tras desayunar y recoger nuestros equipajes,  nos dirigimos al convento de Duruelo, lugar en el que tuvimos un encuentro con la comunidad carmelita, en la que pudimos compartir un prolongado rato de coloquio en el locutorio. Al finalizar, celebramos la eucaristía y se nos hizo entrega de una cruz, regalo de las hermanas carmelitas como recuerdo y testimonio de San Juan de la Cruz, que por allí pasó.
  Tras la invitación a comer, y habiendo dado gracias, volvimos para nuestra ciudad mucho más descansados de como salimos y con la experiencia de unos días llenos de amor del Señor.

miércoles, 16 de mayo de 2012

Retiro mensual Mayo


Como cada primer sábado de mes, el pasado 5 de mayo los seminaristas tuvimos un día de retiro en el seminario, y en esta ocasión pudimos tener como predicador al padre Vladimir, un sacerdote dominicano que durante este curso está viviendo con nosotros mientras concluye sus estudios en el Instituto Juan Pablo II y el cual aceptó de buen grado poder dirigirnos dicho retiro. El tema del retiro fue “El Buen Pastor”, una figura muy sacerdotal y un símbolo que acompaña a los cristianos durante este tiempo de Pascua. Como cada retiro, tuvimos dos meditaciones dirigidas, ratos de silencio y soledad, la celebración de la Eucaristía y las vísperas solemnes con el Santísimo Sacramento. Cada meditación tuvo un aspecto distinto. En la primera parte el predicador centró su predicación en una breve explicación de la palabra “símbolo” para poder ver la fuerza e importancia que para nosotros tiene el “desierto” de la Cuaresma y “El Buen Pastor” de la Pascua, para al final centrarnos en esta última imagen. La segunda parte estuvo más enfocada en homilías del Santo Padre sobre la figura del Buen Pastor, profundizando en las cualidades que tiene y que nosotros como futuros sacerdotes debemos de ir pidiendo y desarrollando.

  El retiro acabó con el rezo de vísperas solemnes y la bendición y reserva del Señor en la custodia. Agradecemos al padre Vladimir su disposición y su docilidad a ser voz del Espíritu Santo en este retiro.

lunes, 7 de mayo de 2012

Encuentro Diocesano de Jóvenes 2012


El Encuentro Diocesano de Jóvenes de este año tuvo como lema “Orgullosos de nuestra fe”, que se encuadra en el camino trazado por el Papa en la Jornada Mundial de la Juventud, el pasado agosto, en el que nos exhortaba a los jóvenes a estar “firmes en la fe”, y la apertura del año de la fe el próximo 11 de Octubre, con motivo del 50 aniversario del inicio del Concilio Vaticano II y el 20 aniversario de la publicación del Catecismo de la Iglesia Católica.
  Se desarrolló entre dos pueblos: Meco y Camarma. En el primero tuvimos el primer encuentro en su iglesia. Allí el párroco D. Andrés Alumbreros nos dirigió unas palabras y nos envió en nuestra peregrinación hacia nuestro destino, Camarma de Esteruelas.
  El camino fue incómodo y difícil, puesto que la lluvia no dejaba de caer y el calzado de empaparse. Los charcos inundaban el camino y el barro entorpecía la marcha. Sin embargo, los centenares de jóvenes que nos habíamos congregado a la llamada de nuestro Obispo no cejamos en nuestro tenaz empeño y llegamos finalmente a la Iglesia de San Pedro Apóstol de Camarma. La caminata y la lluvia, no obstante, sirvieron de espontáneo ejemplo y modelo de la vida cristiana a la que estamos llamados: a pesar de las dificultades del camino, de las inclemencias del tiempo, de las cambiantes circunstancias, nada puede hacernos caer definitivamente si nos apoyamos en quien nos puede sostener, la Roca que nos mantiene “firmes en la fe”. Además, no podemos realizar este camino solos. Precisamos de compañeros que se dirijan como nosotros a la misma meta y que nos alienten y den fuerzas para seguir el camino. Como nos recordaba el Santo Padre Benedicto XVI en la homilía de la misa conclusiva de la Jornada Mundial de la Juventud, ante millones de jóvenes y bajo un sol abrumador, “no se puede seguir a Jesús en solitario”, y “seguir a Jesús en la fe es caminar con Él en la comunión de la Iglesia.
  Una vez en el templo, nos recibió el párroco D. Juan Manuel  Orellana y el alcalde, junto con su equipo de Concejales. Mientras tanto, muchos sacerdotes se ponían a disposición de los fieles para administrar el sacramento de la Penitencia a quien lo desease. Así estuvieron una media hora, e incluso algunos también durante la Eucaristía que comenzó a continuación, presidida por nuestro Obispo D. Juan Antonio Reig Plá.
  Finalizada la celebración, nos dirigimos a un campo de fútbol sala, donde tuvo lugar la comida, y donde cada seminarista pudo compartir otro momento con su parroquia.
  Para acabar, volvimos a la iglesia donde se expuso al Santísimo y hubo un rato de oración. A continuación, tres testimonios muy diferentes y enriquecedores concluyeron el encuentro: la experiencia de un sacerdote en una cárcel de menores, la vivencia de la castidad de una joven en la relación entre los novios y el testimonio de una muchacha que fue llamada por el Señor a entregar su vida como religiosa en el instituto “Iesu Communio”.
  Cada encuentro de jóvenes es una ocasión de gracia en la que se pone de manifiesto la juventud de la Iglesia, guiada por los sucesores de los Apóstoles. Y éste no ha sido, ni mucho menos, la excepción. 

martes, 20 de marzo de 2012

Torneo de fútbol sala


  El pasado martes 20 de Marzo algunos seminaristas participamos en el torneo de fútbol sala que tradicionalmente se organiza en la Universidad Eclesiástica San Dámaso, en Madrid, donde cada día vamos a clase.
  Durante la competición tuvimos la oportunidad de enfrentarnos a nuestros compañeros de clase, provenientes de los distintos seminarios e instituciones de formación de sacerdotes, tales como los seminarios de Madrid, de Getafe y el castrense, el neocatecumenal “Redemptoris Mater”, el “Servis Trinitatis”, los Discípulos de los Corazones de Jesús y Maria ...
  Fue una agradable experiencia en la que el deporte sirvió una vez más como nexo de unión para fortalecer antiguas amistades y hacer florecer nuevas.

jueves, 15 de marzo de 2012

Civitas Dei: "Coloquio: Infinito más uno, La última cima, Te puede pasar a ti..."


  El pasado jueves 15 de marzo el aula “Civitas Dei” nos presentaba una nueva ponencia, teniendo como invitado al alcalaíno Raúl Eguía Recuero.
  La ponencia empezó con la presentación del invitado por manos del doctor Nicolás Jouve. Tras una breve presentación, Raúl Recuero señaló que venía a hablar de “Dios y los milagros”, empezando con una experiencia previa con unos niños al acudir al Palacio arzobispal.
  Raúl Recuero puso un video de un minuto de duración en el que aparecían una serie de piezas formando una torre y lo explicó diciendo que “somos una familia que reza”.

Raúl Recuero y D. Juan Miguel, Vicario Episcopal para la Evangelización y la Cultura

  A continuación quiso compartir con todos nosotros el testimonio personal de su conversión, cómo desde la adolescencia tenía una inclinación desordenada con la pornografía y como en Nueva York, a través de una oferta de trabajo desorbitada se dio cuenta que el Señor quería una conversión de su corazón y cómo dócilmente fue modelándose hasta que descubrió que lo que Dios le pedía era trabajar en una productora contando testimonios de conversiones. Y así acabó trabajando como productor, realizador, guionista y multitud de funciones en "Infinito +1".
  Raúl Recuero nos puso otro video sobre "Infinito+1" y contó cómo se formó, en qué consistía y cuáles eran los proyectos que tenían en mente. Nos contó como ahora trabajaban en la realización de capítulos de conversiones, con el nombre de “Te puede pasar a ti”, del cual han sacado ya el primer capítulo.

  La ponencia concluyó con un breve fragmento del próximo proyecto de "Infinito+1", que es el capítulo segundo de “Te puede pasar a ti” que cuenta la conversión de Rubén García.

sábado, 10 de marzo de 2012

Retiro mensual Marzo

  El sábado 10 de Marzo dos de nuestros formadores, nuestro Rector D. Javier Ortega y nuestro Director Espiritual, D. Manuel Aróztegui, nos predicaron el retiro mensual correspondiente a dicho mes. El Rector estuvo a cargo de la meditación matutina, y D. Manuel, de la de la tarde.

  D. Javier Ortega nos exhortó a adentrarnos en el misterio de Cristo como camino cuaresmal, con todo lo que ello significa: negarse a sí mismo, perderse, morir, cargar la cruz. La senda de este tiempo de preparación es de oración, vigilia y limosna, como siempre ha sostenido la Iglesia, y como nos recordó el Santo Padre Benedicto XVI en su mensaje para la Cuaresma. Todos los cristianos han de identificarse con Cristo, pero de una manera especial el sacerdote, que es sacramentalmente Jesucristo en medio del mundo, "alter Christus". Así, es como Él intercesor ante el Padre por su pueblo, sacrificándose por quienes le han sido confiados.
  La meditación de la tarde tuvo como centro el silencio de Dios en la oración. La aridez y el cansancio espiritual sólo se vencen con la perseverancia en la oración y con la confianza puesta enteramente en Dios, que siempre nos acompaña y no nos deja solos. Si permite un momento de aparente soledad en la oración es porque quiere hacernos caer en la cuenta que es Él quien lleva las riendas y no nosotros, y en la medida en que vamos aceptando esta verdad, nos iremos uniendo más a Él, en una nueva etapa del itinerario personal espiritual. "Verbo crescente, verba deficiunt". En estas palabras se resume éste proceso: cuanto más crezca el Verbo en nosotros, menos palabras humanas nuestras harán falta en la oración. 

sábado, 3 de marzo de 2012

Encuentro Diocesano de Niños 2012

  El sábado 3 de Marzo Talamanca del Jarama acogió el Encuentro Dioscesano de niños que todos los años se celebra en nuestra Diócesis. El lema escogido fue "La fe en la familia 3.1". La expresión se entiende por las catequesis que se impartieron a los chicos, poco después de la acogida en el pabellón del pueblo por la mañana, en las que se veía el tema de la fe en el marco de la familia y con una perspectiva trinitaria. 
  Los grupos de catequesis, divididos según su parroquia y con su catequista y seminarista, una vez acabada la formación se volvieron a reunir dentro del pabellón para celebrar la Eucaristía, presidida por nuestro Obispo D. Juan Antonio. 
  Una vez concluída la celebración, tuvo lugar la comida, que dio paso a los juegos, que dejaron lugar a una oración final todos congregados nuevamente, en la que se rezó especialmente por las familias, llamada a ser "iglesia doméstica", semilla para una sociedad cristiana. 
  Tanto el precioso paisaje como el espléndido día junto con el esfuerzo de catequistas y sacerdotes hicieron del sábado una una entrañable jornada de encuentro con los niños de nuestras parroquias, el futuro de nuestra Diócesis.

sábado, 18 de febrero de 2012

Viaje a Montilla





Santuario de Montilla
 Tras acabar el periodo de exámenes en la universidad eclesiástica de San Dámaso, los seminaristas acompañados por nuestro rector, vicerrector y director espiritual, nos dirigimos a la localidad cordobesa de Montilla para pasar unos días a la luz del patrón del clero secular español y próximamente Doctor de la Iglesia, San Juan de Ávila. Nuestra intención no era sólo conocer los lugares donde vivió y ejerció su santo ministerio, sino profundizar en su espiritualidad y hacernos verdaderos amigos de él, gran modelo sacerdotal.
  En dicha localidad nos alojamos las noches del viernes, sábado y domingo, al lado del Santuario que custodia los restos del santo. Al llegar el viernes por la noche nos encontramos con la acogida calurosa de los sacerdotes encargados del Santuario que nos acompañaron hasta los lugares donde nos hemos alojado. 
 La atención en todo momento fue digna de mención y en aquel lugar se respiraba un silencio y recogimiento especial. Todo el conjunto invitaba a la oración y como San Juan de Ávila, implorar a Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote, la tan necesaria santidad sacerdotal.

  
Junto a las reliquias de San Juan de Ávila
  La mañana del sábado la pasamos en el Santuario donde tuvimos un retiro, primero dirigido por uno de los sacerdotes encargados y después por el otro sacerdote, intercalando ambos con la presencia del Santísimo Sacramento en el Altar. Posteriormente y junto con el Seminario diocesano de Toledo con el que coincidimos celebramos todos la Eucaristía, presidida por el Obispo de Córdoba, D. Demetrio.
  La tarde del sábado la pasamos en la capital cordobesa donde, de la mano de dos seminaristas de allí, visitamos el Seminario de San Pelagio y las principales parroquias, iglesias y lugares característicos de Córdoba, destacando las particulares iglesias "fernandinas", construídas por el rey de Castilla y León Fernando III, San Fernando, al conquistar la ciudad, en 1236. La planta de éstos templos está edificada sobre antiguas mezquitas, muchas de las cuales fueron, a su vez, construidas sobre iglesias cristianas anteriores a la invasión musulmana en el 711. 


Capilla del Seminario de Córdoba
   El domingo por la mañana pudimos visitar la casa donde vivió el Maestro Ávila durante su estancia en Montilla y celebramos la Eucaristía en la parroquia de Santiago, parroquia donde fue bautizado el patrón del pueblo, San Francisco Solano, al que conocimos un poco más aquella mañana. 

Catedral de Córdoba y casa del Maestro en Montilla
  Después fuimos a visitar el convento de Claras del pueblo, que tanto visitaba el Santo.

Casa en la que vivió el Maestro de Ávila
  Por la tarde visitamos un molino de aceite y una bodega de vino, donde pudimos disfrutar de la cata de dos identificativos de la tierra cordobesa.

Paseando por las calles de Córdoba
  El viaje lo concluimos con la visita a la catedral de Córdoba en la mañana del lunes, dirigida por un seminarista de dicha ciudad. Tras la visita también al seminario Redemptoris Mater y de comer en la ciudad, retornamos el viaje a nuestra ciudad.

Visitando la Catedral 
  Desde aquí queremos expresarles nuestro más sincero agradecimiento a aquellas personas que nos recibieron, en especial a los sacerdotes del Santuario.

Frente a la catedral de Córdoba

  Damos gracias a Dios por el viaje tan maravilloso que nos ha regalado y por intercesión de San Juan de Ávila le pedimos que nos renueve nuestro deseo de santidad sacerdotal.

Foto de grupo en el molino de aceite