sábado, 10 de marzo de 2012

Retiro mensual Marzo

  El sábado 10 de Marzo dos de nuestros formadores, nuestro Rector D. Javier Ortega y nuestro Director Espiritual, D. Manuel Aróztegui, nos predicaron el retiro mensual correspondiente a dicho mes. El Rector estuvo a cargo de la meditación matutina, y D. Manuel, de la de la tarde.

  D. Javier Ortega nos exhortó a adentrarnos en el misterio de Cristo como camino cuaresmal, con todo lo que ello significa: negarse a sí mismo, perderse, morir, cargar la cruz. La senda de este tiempo de preparación es de oración, vigilia y limosna, como siempre ha sostenido la Iglesia, y como nos recordó el Santo Padre Benedicto XVI en su mensaje para la Cuaresma. Todos los cristianos han de identificarse con Cristo, pero de una manera especial el sacerdote, que es sacramentalmente Jesucristo en medio del mundo, "alter Christus". Así, es como Él intercesor ante el Padre por su pueblo, sacrificándose por quienes le han sido confiados.
  La meditación de la tarde tuvo como centro el silencio de Dios en la oración. La aridez y el cansancio espiritual sólo se vencen con la perseverancia en la oración y con la confianza puesta enteramente en Dios, que siempre nos acompaña y no nos deja solos. Si permite un momento de aparente soledad en la oración es porque quiere hacernos caer en la cuenta que es Él quien lleva las riendas y no nosotros, y en la medida en que vamos aceptando esta verdad, nos iremos uniendo más a Él, en una nueva etapa del itinerario personal espiritual. "Verbo crescente, verba deficiunt". En estas palabras se resume éste proceso: cuanto más crezca el Verbo en nosotros, menos palabras humanas nuestras harán falta en la oración.