sábado, 27 de octubre de 2012

Ordenación Diaconal de Juan José Baena

  El pasado sábado 27 de octubre, a las 11 de la mañana, en la Catedral-Magistral de Alcalá de Henares, nuestro compañero Juan José Baena Villamayor recibió la ordenación diaconal de manos de nuestro obispo, D. Juan Antonio Reig Plá.
Juan José realizando el juramento delante de los SS. Niños
  Como lema diaconal escogió las siguientes palabras del diácono  San Francisco de Asís: “Puesto que soy siervo de todos, a todos estoy obligado a servir y administrar las fragantes palabras de mi Señor”.
  Días antes de la ordenación tuvo lugar el juramento, en el que Juan José se comprometía a guardar el celibato y fidelidad a la Iglesia durante el resto de su vida. La ceremonia tuvo lugar tras la Eucaristía, celebrada en la Cripta que custodia los restos de los Santos Niños Justo y Pastor, verdadero corazón de nuestra ciudad de Alcalá.
  Los preparativos, como siempre, fueron intensos y a contrarreloj, compaginando nuestras actividades pastorales y académicas con la disposición de todo lo necesario para la dignidad de la ceremonia.
D. Juan Antonio imponiendo las manos.
  En la homilía de la Eucaristía de la Ordenación, presidida por  D. Juan Antonio afirmó que “hoy Juan José va a ser del Señor, sólo del Señor. Ha sido donado al Señor. Pero Juan José ha escogido la parte mejor”. Y, por otro lado, apuntó: “Lo que el Señor le reclama para ser verdaderamente diácono es que él sea víctima que se ofrece con Jesucristo para vuestro bien, queridos hermanos”. Recordando al santo de mayor devoción del ordenando, dijo: “Hoy que el mundo camina por un desierto, podemos también, junto a Juan José, volver la mirada a San Francisco de Asís, que supo ser guía de tanta gente que vagaba por el desierto”. Y cerró sus palabras de la siguiente manera: “Bienvenido al diaconado, Juan José. Has sido llamado, has sido elegido. Caminando por las autopistas de la pobreza, la castidad y la obediencia, abrazado a la cruz con consagración total en el celibato, quiere ser para vosotros una antorcha, que guíe la evangelización”.
  Multitud de sacerdotes y fieles laicos de la diócesis acudieron a la Celebración, disfrutando posteriormente del tradicional ágape en el Seminario
El tradicional "manteo" al neodiácono.
  ¡Felicidades, Baena! Que el Señor te conceda fidelidad y luz para guiar y servir al Pueblo de Dios que peregrina en Alcalá.

  A continuación, una galería con fotos de la celebración:


Procesión de entrada a la Catedral.
Juan José Baena tumbado delante del presbiterio durante las letanías de los santos.


Momento de la unción de las manos del ordenando.
D. Manuel Palero impone la dalmática al ya diácono Juan José.



Mons. D. Juan Antonio y Juan José Baena administrando la Comunión.
Foto de grupo con Baena ya ordenado.



Manteo tradicional al neodiácono.