jueves, 14 de noviembre de 2013

Fiesta de San Diego de Alcalá

  El pasado 13 de noviembre la ciudad de Alcalá de Henares se vistió de fiesta para celebrar a su patrón, San Diego de Alcalá.
  ¿Quién es este Santo que atrae cada año a cientos y cientos de personas? Diego de Alcalá nació en San Nicolás del Puerto (Sevilla), hacia el año 1400. Desde muy joven abrazó la vida eremítica, dedicándose por entero a la oración y al trabajo. Posteriormente ingresó en la Orden Franciscana como hermano lego y desempeñó con humildad los oficios más sencillos. En 1441 partió como misionero a las Islas Canarias y en 1450 se trasladó a Roma, donde con su oración curó a muchos enfermos de peste. Finalmente regresó a España, donde falleció en la ciudad de Alcalá de Henares el 12 de noviembre de 1463.
  Así pues, todos los años es puesto a veneración de los fieles el cuerpo conservado incorrupto de tan gran Santo y desde primera hora multitud de personas venidas de distintos lugares acuden a la Catedral-Magistral de la ciudad para rezar ante sus restos.      

  Y, frente a San Diego –colocado a los pies del altar mayor–, el obispo de Alcalá de Henares, Don Juan Antonio Reig Plá, celebró la Santa Misa en conmemoración de la Fiesta del Santo, a la que acudieron las principales autoridades de la ciudad y los representantes de diversas cofradías que, una vez acabada la celebración, llevaron una significativa ofrenda para la asistencia a los más necesitados.