jueves, 23 de enero de 2014

Civitas Dei: "Una Biblia a varias voces: 500 años de la Políglota de Alcalá"

  Con motivo del V centenario de la Biblia  Políglota Complutense, que llevó a cabo el Cardenal Cisneros en Alcalá de Henares, fruto del esfuerzo y de la dedicación de toda una vida y que culminó por fin en 1514, el Aula Civitas Dei quiso vestirse de fiesta por este magnífico acontecimiento e invitó a un experto en el conocimiento de la Sagrada Escritura, el Profesor Ignacio Carbajosa, para que expusiera lo determinante que esta elaboración de Cisneros tuvo para la historia del texto sagrado y pudiéramos todos acceder con gusto a toda su riqueza. 
   El Prof. Ignacio Carbajosa nació en Cartagena (Murcia) el 17 de mayo de 1967 y fue ordenado sacerdote en 1997 en la diócesis de Madrid. Su currículum de estudios eclesiásticos y exegéticos así como su colaboración en organismos, sociedades y participaciones literarias dan fe de su competencia para abordar tan compleja cuestión como el texto e historia de la Políglota Complutense. Subrayamos, no obstante, que es Doctor en Sagrada Escritura por el Pontificio Instituto Bíblico de Roma (2006); Visiting Scholar en la Catholic University of America (Washington) (2002); Licenciado en Sagrada Escritura por el Pontificio Instituto Bíblico de Roma (2000)
Momento de la conferencia de D. Ignacio Carbajosa
  El desarrollo de la conferencia puede resumirse en la presentación de esta magnífica obra de Cisneros y hacerla contemporánea a los ciudadanos de nuestro siglo. La denominada Biblia Políglota Complutense fue la primera edición impresa en varias lenguas de una Biblia completa. Es considerada uno de los testimonios más relevantes del humanismo cristiano del Renacimiento y el mayor monumento tipográfico de la imprenta española de la época. Su elaboración fue encargada por el cardenal Cisneros a la Universidad de Alcalá a principios del siglo XVI. Los trabajos preparatorios se iniciaron con la búsqueda de los textos sagrados, para lo cual el cardenal Cisneros compró o pidió prestados antiguos y valiosos códices latinos, caldeos, hebreos y griegos. Algunos de estos códices han sobrevivido a los siglos y son custodiados en la actualidad en la Biblioteca Histórica de la Universidad Complutense de Madrid. El siguiente paso fue reunir a un grupo de sabios colaboradores, muchos de los cuales serían también profesores en Alcalá. Destacaron los hebraístas Alfonso de Zamora, Pablo Coronel y Alfonso de Alcalá, los helenistas Demetrio Ducas, Hernán Núñez de Guzmán, Diego López de Zúñiga y Juan de Vergara, y, entre otros latinistas, llegó a trabajar algún tiempo Antonio de Nebrija.
  La obra se estructuró en seis volúmenes en folio, todos con portada a dos tintas con el escudo de armas del cardenal Cisneros rodeado de una orla renacentista. Los primeros cuatro volúmenes correspondientes al Antiguo Testamento se hallan impresos en hebreo, latín de la Vulgata y griego en la versión de los Setenta con traducción latina interlineal. En el Pentateuco se incluye además el Targum arameo de Onqelos, con su correspondiente traducción latina. El volumen V recoge el Nuevo Testamento, con texto en griego y latín de la Vulgata, e incluye un diccionario griego-latino. El volumen VI contiene un vocabulario hebreo-caldeo con explicación latina de cada término, un índice de nombres propios latinos con su correspondencia en hebreo o griego, y una breve gramática hebrea.

  La impresión comenzó en enero de 1514, con el volumen V correspondiente al Nuevo Testamento. En julio de 1517 se terminaron de imprimir los seis volúmenes de la obra, pero no pudieron salir a la venta por una serie de circunstancias adversas, la primera de las cuales fue la muerte del cardenal Cisneros. En 1520 se recibió el breve de aprobación de la obra concedido por el papa León X y parece que no fue hasta 1521 cuando comenzó la venta, a seis ducados y medio de oro, de los seiscientos ejemplares editados en papel y seis en vitela.