sábado, 27 de septiembre de 2014

Beatificación Álvaro del Portillo

  El pasado 27 de septiembre la ciudad de Madrid se vistió de fiesta para dar gracias a Dios por un nuevo beato en la Iglesia: el sacerdote madrileño y obispo prelado del Opus Dei Álvaro del Portillo. La beatificación, a la que acudieron seminaristas del Seminario Mayor de Alcalá de Henares,  se celebró en el nuevo barrio madrileño de Valdebebas y fue presidida por el Cardenal Angelo Amato, Prefecto de la Congregación para las causas de los santos.
Foto de grupo en la explanada de Valdebebas.

  La celebración estuvo marcada por un ambiente festivo y familiar. En la apertura de la misa, el Vicario del Opus Dei para la Región española leyó ante todos los fieles la carta de felicitación que el Papa Francisco había escrito al actual Prelado del Opus Dei, Don Javier Echevarría, con motivo de la beatificación, en la que el Santo Padre hacía una descripción biográfica del Beato Álvaro del Portillo a través de una jaculatoria que él acostumbraba a decir en los aniversarios o acontecimientos importantes: "Gracias, perdón, ayúdame más".

Los seminaristas delante del altar de la celebración.

  Y no podemos dejar de hacer mención al contenido de la homilía del Cardenal Amato, pues estuvo presidida por el elogio a la virtud cristiana más encomiable del Beato Álvaro del Portillo y que todos los que han podido conocerle destacan más de él: la humildad.