domingo, 22 de marzo de 2015

San José

  El día de San José, patrono de los Seminarios, fue un día muy especial para nosotros. Ése mismo día jueves 19, celebramos la Eucaristía y las Vísperas en el Seminario, pero pasamos la tarde con nuestros padres, para festejar también con ellos el Día del Seminario. El fin de semana siguiente, es decir, el sábado 21 y el domingo 22, fuimos a dar testimonio a algunas parroquias de nuestra diócesis, como es costumbre desde hace años. Allí, el sábado por la tarde y el domingo por la mañana, en las misas parroquiales contamos brevemente por qué estábamos en el seminario, qué es este lugar y el por qué de la festividad del Día del Seminario. Todos los que hicimos esta experiencia podemos decir que acabamos muy contentos, pues no sólo fue una ocasión de compartir lo que el Señor ha hecho en nosotros con los demás, con el pueblo de Dios al que el Señor nos llama a servir, sino que también fue un momento señalado para conocer más realidades de nuestra Iglesia particular, como por ejemplo las comunidades del Camino Neocatecumenal, a cuya celebración eucarística alguno de nosotros acudió para participar y dar testimonio.


  El día de San José, en general, es un día muy especial para cualquier seminarista, pues es la festividad de su gran patrono, y por eso los testimonios que compartimos en las distintas parroquias de nuestra querida diócesis de Alcalá tienen tanta importancia y los afrontamos con tanto cariño. 


  Este día tiene siempre un relieve muy especial en el Seminario, entre todas las festividades y solemnidades del curso.

viernes, 13 de marzo de 2015

Torneo de fútbol UESD

  Todos los años se celebra en nuestro lugar de estudios, la Universidad Eclesiástica San Dámaso (UESD), un torneo de fútbol al que están invitados todos los centros que confían en ella la formación de sus pupilos. Como todos los años, el Seminario de Alcalá participó, contando además con la inestimable ayuda de algunos sacerdotes de nuestra diócesis, que también están cursando sus estudios en la UESD. Siempre es un motivo de alegría y de encuentro el poder compartir esta experiencia con nuestros compañeros de clase, a los que sólo vemos en las aulas, y así poder estrechar lazos de amistad y fraternidad entre quienes estamos llamados, Dios mediante, a compartir el ministerio presbiteral. Por eso, aunque a veces alguno acabe lesionado, siempre se afronta con el mejor ánimo posible y una sana competitividad que nos ayuda a distraer un poco la mente en medio de la intensidad de los estudios universitarios que cursamos.
  A continuación, algunas imágenes del Torneo:






domingo, 8 de marzo de 2015

Nuestro día a día

El seminario es una casa donde se forman los futuros sacerdotes de la diócesis, en la que se vive en comunidad durante un tiempo. Esta vida comunitaria la podríamos resumir así:
Por las mañanas, de lunes a viernes, lo primero que hacemos después de levantarnos es dirigirnos a la capilla, para rezar la oración que la Iglesia propone para ofrecer el día: las Laudes, que las tenemos a las 7:15 horas. Inmediatamente despuésdesayunamos, y sobre las 7:45 partimos hacia las clases en la Facultad de Teología ‘San Dámaso’ en Madrid, que comienzan a las 9:00. Durante el camino rezamos elrosario a la ida y la hora intermedia a la vuelta. Salimos de la facultad a distintas horas: bien a las 13:00, bien a las 14:00, y volvemos a Alcalá. Lo más habitual escomer a las 14:15.
Después, ya en la tarde, tenemos un tiempo de descanso hasta las 16:00, que es la hora en que normalmente empezamos a estudiar, salvo los miércoles y los sábados, que jugamos al fútbol a las 16:15. Un día a la semana (generalmente de lunes a miércoles), recibimos formación a cargo del Rector o del Vicerrector, dependiendo del curso en el que nos encontremos (estamos divididos en tres grupos [1º-2º, 3º-4º y 5º]). Los jueves el director espiritual nos da una plática a partir de las 19:30. El resto de días tenemos las Vísperas, que es la oración de la tarde, a las 20:00, media hora aproximadamente de oración personal y la Misa a las 20:50. Después cenamos a la 21:30. El obispo suele venir a visitarnos los martes (está con nosotros en las Vísperas, la Misa y la cena). Terminamos el día con el rezo de Completas (la oración antes del descanso nocturno), a las 22:15.
Los viernes y los domingos solemos ir a las parroquias de pastoral, y el domingo por la tarde vamos a casa a visitar a nuestras familias para volver al seminario a la hora de Completas.

Un sábado al mes tenemos retiro, y otras actividades que se dan en nuestra diócesis. También los sábados, normalmente vemos una película y, por parejas, vamos a la casa de pobres en el turno de noche.

sábado, 7 de marzo de 2015

Encuentro Diocesano de Niños

  El pasado 7 de marzo los seminaristas acudimos al Encuentro Diocesano de Niños, que cada año organiza la Delegación de Infancia del Obispado, y que en esta ocasión se celebró en la ciudad de Alcalá, coincidiendo con la Fiesta de la Reversión de las Reliquias de los Santos Niños, patronos de Alcalá y de toda la diócesis. El lema del Encuentro de este año fue "Jesús vale la vida".
  Tras la acogida a los niños y catequistas a las 10:00 horas en el 
Patio del Palacio Arzobispal, los niños del Colegio San Juan Evangelista (de Torrejón de Ardoz) realizaron una representación teatral de la vida y martirio de los santos infantes.
  Alrededor de las 10:30, iniciamos una Marcha festiva con las imágenes de los Santos desde el Palacio Arzobispal, recorriendo la calle Santiago, hasta la Plaza de San Lucas (Puerta de Mártires). Allí nos dirigieron unas palabras el Alcalde de la ciudad de Alcalá, el Presidente de la Asociación de los Santos Niños y el Señor Obispo. Tras los discursos, sobre las 11:30 comenzamos una Procesión hasta la Catedral-Magistral, retornando por la calle Santiago, cruzando por la calle Cervantes hacia la Calle Mayor, en dirección a la Plaza de los Santos Niños. En la Catedral, sobre las 12:30, celebramos la Santa Misa, presidida por nuestro obispo.


  Tras la Eucaristía, nos trasladamos a la Huerta del Obispo, donde compartimos la comida, y algunos seminaristas dirigieron unos juegos con los niños.  


  Tras los juegos, alrededor de las 16:00, nos distribuimos por parroquias, para impartir una catequesis sobre los Santos Niños, a cargo de los respectivos catequistas y sacerdotes.  Finalizamos el Encuentro, a las 17:00, con una Oración a cargo del Señor Obispo y su Bendición solemne.